24
Jul

Mis palabras preferidas: Reciclar, Restaurar, Reformar

Como ya os confesé mi trabajo me apasiona, es mi camino, el que estaba trazado para mí y sin saberlo me fui adentrando en él y descubriendo cada día un poco más de él y de mi misma.

Uno de esos grandes descubrimientos es que todo se puede transformar, restaurar o reutilizar, además de lo gratificante que es, supone un momento de conexión con uno mismo y ese espacio u objeto que se quiere transformar y donde toda la creatividad, sabiduría e intuición se ponen en marcha y vuelves a sentir esa vibración que sentías cuando eras niño y te daban un espacio para jugar o dibujar.

Es algo que todos podemos hacer y que además supone muchas ventajas para uno mismo y para los demás.

“Cómoda para dormitorio restaurada muy facilmente con pintura”

 

Ventajas para uno mismo

En primer lugar la más importante para mí y es esa renovación energética que supone desapegarse de cualquier objeto del pasado sin necesidad de renunciar a él, se trata de renovarlo, restaurarlo o incluso reciclarlo si ya no es posible hacer mucho con él. Es un cambio hacia una nueva etapa, confirma que cada día se puede empezar de cero y todo puede pasar si uno se enfoca en algo nuevo y pone todo su amor y energía en ello. Otra gran ventaja es que desarrollas una actividad creativa y te mantienes por ese espacio de tiempo distraído de la rutina y de las preocupaciones. Y por último, y no menos importante, te ahorras una gran cantidad de dinero que puedes destinar a otras  cosas que priorices más en ese momento.

“Palet reciclado a modo de estanteria”

 

Ventajas para los demás

Me gusta poner en primer lugar al medio ambiente porque es de todos y para todos y debemos contribuir a preservarlo lo máximo posible. Otra ventaja para los demás es poder hacerles felices, ya que a veces objetos o espacios que eran muy importantes para alguien se siguen preservando, sin necesidad de verse sustituidos por otros, pero con las novedades y modificaciones que supone cualquier reforma o restauración. Más ventajas para los demás: a veces estos objetos o espacios que uno mismo no va a utilizar pueden ser de utilidad para otra persona y se los regala o vende, a veces estas actividades creativas se hacen conjuntamente con otras personas fomentando así la sociabilidad, la cooperación y el compartir ideas.

¡Así que os animo mucho a vivir la vida desde esta perspectiva!